domingo, 15 de octubre de 2017

Falda steampunk rosa (segunda parte)

    Se acerca el invierno (se supone, porque a 15 de octubre estamos a 26º) y por ello estoy empezando a revisar mis prendas para esta temporada. En una caja (todavía no hemos terminado de vaciar las cosas de la mudanza) he encontrado la falda rosa de inspiración steampunk que me hice el año pasado. La verdad es que no me la he puesto mucho porque la cinturilla es incómoda. A ver, cuando la diseñé me apetecía que tuviera una cinturilla ancha como las faldas lápiz de los años 40 y 50, pero he descubierto (porque en esas cosas no te fijas) que tengo un talle muy corto, por lo que la cintura de la falda en su sitio más los 5cm de la cinturilla hacen que esta llegue hasta las costillas, y estando de pie no hay problema, pero sentada es muy molesta.
    Así ayer decidí arreglarla acortándola a 2,5cm que marqué con alfileres.


    Pasé un hilván por la medida por la que iba a cortar y unos hilos flojos por donde tenía que doblar la tela para nueva costura.


    Una vez estubo todo bien enganchado con alfileres procedí a coserlo a mano a pespunte.





    Dos horas y media después volví a colocar el botón y dí por finalizado el trabajo :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario