jueves, 2 de octubre de 2014

Vestido drapeado rojo en raso


    El lunes 22 una chica entró en la tienda, vio un vestido, le gustó y se lo probó. Le estaba justo de cadera, pero viendo la cantidad de tela que había en la costura pensamos que se lo podríamos arreglar. La sorpresa llegó el día después cuando estando el vestido en el taller vi que no podía hacer tal arreglo.
    El vestido que le gustó es un vestido corto, en raso, asimétrico, con un tirante en un hombro y un drapeado de pliegues grandes en el lateral contrario.


    Y es verdad que tenía mucha tela en las costuras, en todas; en la del vestido de raso propiamente dicho así como en la de los dos forros que tiene este modelo; porque cuando un vestido tiene un drapeado hay que ponerle una tela para que el drapeado no se mueva, por ejemplo, en un cuerpo drapeado la tela sobre la que hace el drapeado es la que lo sujeta, pues en este caso el que sujetaba el drapeado era uno de los dos forros, así pues este forro que estaba unido al raso tenia un problema que no vi hasta que lo lleve al taller: que solo estaba unido al raso hasta la cadera, aquí habían cortado la tela y la habían dejado suelta, lo que supone que si yo hubiese sacado del vestido este hubiese tenido unos cortes horizontales en ambas caderas. Muy poco estético.
    Así pues el día 23 cuando vino a probarse se lo comenté y también le dije que podíamos solucionar el asunto haciéndole uno nuevo a medida, así no habría ningún problema.
    Y ella aceptó.
La tela fue un poco más oscura
El patrón, inclinado :)
   Y tras una gastroenteritis de varios días el sábado por la mañana estuve en condiciones de poder acercarme a la tienda para patronar, al menos, la base del vestido. La mañana del lunes, cortamos y cosimos el forro para poder verificar las medidas que habíamos tomado y una vez hecho esto pude hacer la transformación del patrón para añadir el drapeado.
     La mañana del martes se probó ya el vestido casi completo a falta de la costura del escote y el bajo.

El drapeado, en este caso, son unos grandes pliegues. El patrón está marcado con jabón.

La cremallera hacia las veces de ballena y mantenía el lateral sin tirante en su sitio.

Esta es la pieza de forro que sujeta el drapeado. La hice corta para más comodidad puesto que la tela del forro es un algodón bastante grueso, preferí que no hubiera capas innecesarias
    Ayer, con el vestido terminado, le hemos hecho la última prueba. Hay que retocar la sisa, acortar un poco el tirante y ajustar un poco el escote.
    Lo ha recogido esta mañana, la boda es el viernes.
Como siempre deciros que sobre la persona queda mejor que sobre el maniquí


Hemos tardado 4 días en terminarlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario