sábado, 9 de enero de 2016

Montar un corpiño con encaje

    El sábado 19 de diciembre celebramos la boda de una de mis primas. Para la ceremonia realicé dos trajes: un conjunto de corpiño y falda en verde para mi madre y un vestido en terciopelo negro de estilo años 50 para mí.
    En un principio mi madre había elegido un conjunto de pantalón con la pata muy ancha en tafetán gris y un corpiño en raso frambuesa con encaje rosa metalizado por encima, pero con el viaje a París cambiamos el modelo. De los restos de la tienda, mi madre sacó una falda larga de volantes de gasa en color verde esmeralda y tras descartar el top que venía con el conjunto buscamos que ponerle arriba.
    Decidimos hacer el mismo corpiño que habíamos diseñado para el modelo anterior, y pensando en como combinarlos mi madre recordó que teníamos desde hace algún tiempo un encaje de tipo guipur con aplicaciones en lino, todo ello en color marfil, que conjunta de manera exquisita con el tono de verde de la falda, y tuvimos la suerte de encontrar una suave falla del mismo color que la falda por el barrio.


    Y habiendo terminado ya la explicación inicial, vamos al tema:
    Motar un corpiño recubierto de encaje es muy similar a motar un corpiño normal, salvo por el hecho de que se debe coser el encaje a la tela de fondo (en este caso la falla verde) antes de ensamblarlo y emballenarlo.
    Así pues una vez que hemos patronado, cortado y entretelado todas la piezas, las distribuimos por el encaje teniendo en cuenta la dirección de la tela o si alguna de las piezas tiene que ir en el orillo (este no era mi caso, pero si es lo que tenéis que hacer os recomiendo que recortéis el orillo con mucho cuidado y después lo coloquéis una vez que el exterior del corpiño esté montado,como hice en el corpiño del modelo rose bombon).
 

    Se prenden las piezas al encaje con alfileres y se recorta el encaje. Entonces hay que asegurarse de que el encaje está bien estirado sobre cada pieza del corpiño y se bordea con alfileres.


    Se pasa un pespunte a máquina todo alrededor de cada pieza por el exterior de la línea de costura, así fijaremos el encaje y podremos soltar los alfileres y trabajar con normalidad. Se cosen todas la piezas, se emballenan, se coloca el forro y los cierres y se termina.



    Resultado final:



No hay comentarios:

Publicar un comentario