lunes, 15 de diciembre de 2014

Curso corto e intensivo para encontrar un buen sujetador


    He visto demasiadas cosas raras para no hacer un post sobre este tema. Estamos en 2014, casi 2015, y  todavía hay mujeres que no saben encontrar un sujetador de su talla, eso o es que les gusta llamar la atención de una de las maneras más horripilantes que hay. 
    A ver, yo sé que España viene de una posguerra y que en Europa son más modernos, pero eso fue el siglo pasado, y creo que estaría bien que dejásemos de vestirnos con sujetadores que parecen hechos en los años veinte. 
    Coger bien la talla del sujetador es fácil, todo lo que necesitáis son dos cosas: el contorno de vuestras costillas y en tamaño del pecho. Lo primero da el número de la talla (80, 85, 90, 95, 100, etc.) y lo segundo la letra, siendo la A para los pechos más pequeños y la H para pechos descomunalmente grandes (estos están hechos por encargo ya que son tallas especiales). Esto hace que haya multitud de variaciones, pero no os importa, solo os interesa vuestra talla, sea la que sea. 

    Vamos a ver algunos ejemplos:
  • Una chica muy delgada pero con mucho pecho necesitará un sujetador con poco contorno y copa media o grande: 80-D o 85-C  
  •  Una chica con la espalda ancha (ha hecho natación) y poco pecho usará uno con más contorno y una copa menor: 105-A o 100-B.
    Pero esto son ejemplos, no os acomplejéis por usar tal contorno o tal copa, y si no sabéis que necesitáis usar, preguntarle a la dependienta o probaos varias tallas hasta que deis con la vuestra. Y siempre tenéis que tener en cuenta que es sujetador debe ser cómodo, que sujete bien y que coloque el pecho en su sitio sin destrozarlo y dándole un forma bonita.
 
Suerte


No hay comentarios:

Publicar un comentario