miércoles, 25 de febrero de 2015

Vestidos medievales

    El otro día descargué todas la fotos que había en la cámara para hacer limpieza y encontré unas imágenes de unos vestidos medievales que me encargaron hace un par de años. Recuerdo que era para una reunión familiar y que en vez de hacer una comida y ya, se propuso hacer una fiesta con trajes medievales.
    Me encargaron cuatro, los dos primeros tenían el mismo diseño común par de detalles distintos, el tercero eran dos piezas (una falda y un corpiño) y el cuarto fue un vestido con la falda fruncida.
    La verdad es que en principio ninguno parece realmente medieval, simplemente disfraces para pasar el rato, pero si conoces un poco la moda medieval europea sabes donde están inspirados.

























 


Los dos primeros. 
Como se puede ver el diseño es el mismo, pero al cambiar la textura de la tela, las mangas y la disposición de los adornos, el efecto final es bastante distinto. 
Y estos son los cuadros en los que están basados:

Retrato de Ludovica Tornabuoni, por Ghirlandaio

Detalle de El nacimiento de María, por Ghirlandaio




























Este diseño lo realizamos en dos piezas porque la clienta se sentía mucho mas cómoda así (ventajas de hacerse las cosas a medida) y está inspirado en los vestido de la corte de Ana de Bretaña, en torno al 1500 en Francia




























El último de los cuatro vestidos está inspirado en las esculturas del pórtico de entrada de la catedral de Chartres. Son los vestido que iniciaron el periodo gótico: con el cuerpo muy ceñido y una falda de tela ligera con numerosos pliegues que caían desde la cintura, así mismo las mangas tenían mucha amplitud. También hay que decir que el escote es una total invención que hicimos por necesidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario