martes, 19 de julio de 2016

Parasoles y la ola de calor

    Quisiera hacer una suplica a la gente: por favor, por muy altas que sean las temperaturas, por mucho que el sol apriete no salgais a la calle con un paraguas.
    Un parasol y un paraguas no son la misma cosa, y aunque se parecen están concevidos de manera totalemnte distinta.
    Salir a la calle con un paraguas cuando el sol está en el cenit es un locura, ya que la tela de la que está hecho hace un efecto invernadero, por lo que justo debajo la temperatura aumenta. Es un tejido impermeable, el calor del sol directo entra pero no sale y como tiene forma de cúpula,el calor se acumula. No digo que sea peligroso, pero si que es una muy mala idea.
    Los parasoles, por el contrario, están hechos de algodón o de telas transpirables, por lo que nos dan sombra y rebaja la temperatura sobre nuestras cabezas. De hecho, si te fijas en las grandes sombrillas de las terrazas, en las de la playa o en los toldos están hechos de un tejido totalmene distinto a la de los paraguas.
    Así pues considerando la cantidad de horas de sol en verano y de lluvia a lo largo del año, nos merece la pena pensar en gastarnos el dinero que cuesta un parasol ¡sobre todo que en internet los encuentras a buen precio!
    Y si no siempre está la opción del sombrero, que este año hay muchos modelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario